Venezuela herida de bala

 

The police and the National Guard keep hiking their sadism. Yesterday’s march barely reached José Lazo Martí avenue and you could smell the tear gas farther down in the arepera Misia Jacinta. Avenues Tamanaco and Venezuela in El Rosal turned into shelters for protesters, as they repeated the tactic of advancing and retreating to the…

a través de Official sadism — Caracas Chronicles

Todo regresa a su lugar

todo-regresa-a-su-lugar

 

Luego de algunos meses de ausencia, decidí retomar el timón del que ha sido mi sitial, desde hace unos cuantos años. El enfocarse en otros y dejar de lado lo que te diferencia, sigue siendo una de las peores decisiones  que tomamos los profesionales del periodismo y la escritura. Suena sencillo eso de hacer equilibrio entre lo personal y el trabajo, sin embargo Venezuela y sus menudencias son bastantes particulares, cual balanza el peso se traslada más de un lado que del otro. No obstante, me siento sumamente agradecida ante las vicisitudes, el abrigo del omnipotente nunca me ha abandonado, las amistades fieles y el aprecio de los colegas; pese a la contraposición constante.

Les comparto un poco de la visión que he tenido en este primer trimestre del año. Es sin duda, una pequeña captura o como bien dicen la fotografía de un momento.

Fin intrépido

 

Desde el génesis, el tempus y sus propósitos han marcado la complejidad de los días, las horas y los años. Los sueños, proyecciones y edificaciones son una constante producto del devenir, reducido a una cuantificación abstracta del pensamiento. El aquí y  ahora es una consecución del ayer, de un cambio significativo que puede variar conforme al bagaje de quien lo observa. Al revelarse los vestigios que conforman una verdad, puedes ordenar los sucesos en secuencias, establecer que el pasado no puede erigirse sin futuro, y los eventos son una seguidilla formada por la simultaneidad. Aunque exista un ardid que intenta ocultar los hechos, la teoría kantiana nos dictamina que el alma intuye al tiempo en su forma, gracias a la virtud, mejor conocida como el proceso interno del hombre, esta introspección ayuda a clarificar el movimiento relacionado con la conducta de los otros y la propia como un mero acto reflejo. En esa inmersión cuasi religiosa puedes traducir lo oculto, aquello que alguna vez te hizo cautivo se vuelve indeleble como la arena dentro de un reloj antiguo.

 

“Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora.

 Tiempo de nacer, y tiempo de morir; tiempo de plantar, y tiempo de arrancar lo plantado”.

Eclesiastés 3: 1-2

 

 

 

 

 

Mi 2016 en imágenes

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Mi 2016 se resumió en: trabajo y conceptos por doquier. Un año de despertar creativo, conocimiento de grandes en sus áreas de desempeño, partners, mucho talento y sonrisas. Un año bisiesto que concatenó al pie de la letra los refranes de las abuelas, sin embargo no me quejo, doy gracias a Dios por lo vivido y los  retos. Junto a seres que se ganaron mi aprecio como el visionario del emprendimiento y la moda Jorge Malavé,  fotógrafos que dieron su visión única a los conceptos que materializamos en las páginas de Velvet Magazine como: Luis Enrique Bolívar, Ana Lorena Mendez, Rafael Franceschi y Alejandro Lee; el arte del estilismo y el MUA en las manos de Jesús Palencia y  “La China” Padrón,  amigos que colaboraron en la edición aniversario, mi agradecimiento infinito a mis colegas y Roberto Rodríguez y Ligia V Gaspard. La tinta, imágenes y conceptos no pueden cobrar vida sin  un equipo detrás que mueve lo hilos de la materialización. Aprovecho en mencionar a Andrea, uno de mis mejores assets quien con su alegría y disposición ha sacado a flote cualquier cantidad de rayos en medio de las ediciones.

Sobre estas líneas, podrás ver algunas de las sesiones fotográficas pertenecientes a las ediciones The Art Issue belleza (invierno), The Art Issue aniversario y The Art Issue abstracción (otoño).

No cabe más que decir gracias a mis agentes del arte, la sapiencia y la convicción de las letras.

Deleita tus sentidos con Bonbon, lo nuevo de Viktor & Rolf

 

Deliciosa, dulce y excitante; son las tres palabras que engloban todas las sensaciones que evoca este perfume, invitando a formar parte de un mundo en donde podrás escribir tu propia historia y ser parte de un nuevo capítulo de la tendencia olfativa.

BonBon es la nueva fragancia que se suma a la colección de la firma holandesa, siguiendo un hilo aromático, que se traduce en una serie de matices azucarados inspirados en un delicioso bombón. Una sensación atemporal perfecta para cualquier ocasión o época del año.

De principio a fin un aroma oriental se imprime como carácter dominante en esta esencia, que evoluciona progresivamente desde unos acordes representados en la mandarina, la naranja y el durazno, hasta llegar a unas notas más suaves en su centro como el caramelo, el jazmín y las flores de naranjo, que se oscurecen para dar paso a una profundidad de olores evocados en el cedro, la madera de gaiac, el sándalo y el ámbar, que invitan a una experiencia olfativa inesperada.

Extraído desde los más exquisitos trazos de la alta costura, el frasco se presenta como sinónimo de elegancia y feminidad, al jugar con su forma de lazo, así como con sus tonalidades fucsias que convierten a su portadora en una mujer poderosa y sensual.

Un perfume dominado por esencias amaderadas y acarameladas, que realzan la belleza y la confianza que cada una de las mujeres esconde, brindándoles así la oportunidad de regalarse a sí mismas un camino de sensaciones sutiles y apasionantes. BonBon de Viktor & Rolf, simplemente irresistible.

 

 

The Art Issue: Textura

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hace apenas una semana atrás, pude experimentar el grato olor a tinta, sí esa que plasma en pliegos las ideas, las planificaciones editoriales, los desvelos, la creación y los retos. Finalmente la edición número 36 de Velvet Magazine llamada The Art Issue: Textura, llegó a la mano de los lectores, anunciantes, entrevistados y por supuesto al equipo editorial que conforma este medio impreso. Tal y como compartí con nuestros  lectores en el Profeso de mayo; toda obra que sea considerada una pieza de arte estimula los sentidos del espectador. La percepción táctil, visual y olfativa nos hace retrocedera la etapa de experimentación humana, aquella considerada primitiva, a veces tan anhelada y libre de conciencia.

Las texturas como forma de expresión, vista desde la magnificencia de las joyas; el movimiento de la caja de un guardatiempo, el legado de un modisto consagrado, el lienzo de la impresión del óleo, los trazos de la tinta de Cervantes y la mítica obra literaria de Lewis Carroll, son el eje central de esta nueva edición.

Sobre estas líneas, podrás ser parte de un sneak peek de lo que verás en las páginas de Velvet: Desde Suiza la diseñadora de joyas Susi Prinz, reconocida en revistas como Elle, Feroce Magazin, L´Officiel y Glamour cuenta que cada pieza relata una historia, donde lo lúdico y las texturas son protagonistas. Además, la venezolana Yleana Yépez habla de cómo sus viajes por el mundo han inspirado cada una de sus creaciones.

Debo confesarles que el editorial de moda inspirado en el 150 aniversario de Lewis Carroll, fue uno de mis favoritos. El extraordinario team que colabora con nosotros desde México, hizo un trabajo impecable con la reinterpretación del clásico “Alicia a través del espejo”. Sólo me queda compartirles el link de la edición digital para que la descargues y disfrutes de un sortilegio visual cargado de texturas.

Alison Macrina, al resguardo de tus datos online

Alison Macrina ya era una defensora de la privacidad en internet antes de que Edward Snowden destapara la caja de los truenos. Sin embargo, saber que el Gobierno estadounidense había espiado las comunicaciones como le vino en gana la hizo entrar en acción. Llevaba casi una década trabajando en una biblioteca de Watertown (Massachussets) y se prometió entonces que los secretos virtuales de sus usuarios no saldrían de aquellas paredes.

«Empecé a instalar herramientas de privacidad en los ordenadores de la biblioteca y hablé con algunos miembros de la comunidad sobre sus preocupaciones por su privacidad, sobre lo que pensaban después de Snowden… Tuve una respuesta increíble», rememora esta joven en su charla con Yorokobu.

Los usuarios le agradecieron  que les enseñara qué era Tor y cómo podían navegar anónimamente por la red. Así que Macrina pensó que esa formación podía venir bien a los visitantes de otros muchos centros que preservan el saber en sus estanterías y que permiten acceder a él desde sus pantallas.

Con el apoyo de la American Civil Liberties Union, que asesora legalmente al exanalista de la CIA, esta activista ha fundado Library Freedom Project, una asociación que pone en contacto a bibliotecarios, programadores, abogados y defensores de la privacidad.

library-freedom-project11

Además de detallar a los responsables de las bibliotecas sus derechos si la policía les pide explicaciones sobre sus usuarios, esta activista les recomienda el softwareque puede ayudarles a proteger su privacidad online.  Los alumnos se convierten pronto en maestros y transmiten esos conocimientos a su comunidad.

Gestores de contraseñas seguras como KeePassX o 1Password,  extensiones para mejorar la privacidad de los navegadores, alternativas a los buscadores tradicionales que no rastrean la información como DuckDuckGo, programas de cifrado de disco como BitLocker o apps seguras como las que ha desarrollado The Guardian Project son las armas que Macrina da a conocer durante sus clases.

Solo el año pasado recorrió sesenta bibliotecas de veinte estados, además de volar a Argentina, Reino Unido, Irlanda o Canadá para evangelizar sobre las bondades de proteger la privacidad. «El objetivo es extender el conocimiento lo máximo posible», señala Macrina. «Hablamos un montón sobre la libertad de internet, pero realmente estamos hablando de justicia social en general».

macrina2

Cuando los bibliotecarios se vuelven activistas

En realidad, los guardianes de estos templos del saber llevan años luchando para que el Gobierno estadounidense no meta las narices en sus asuntos. La aprobación de la polémica Patriot Act tras el 11-S no solo eliminó las trabas para facilitar el espionaje masivo que Snowden  reveló, sino que además dio vía libre a que el Gobierno pudiera tener acceso a los registros de las bibliotecas.

Una medida que enfureció a algunos de sus trabajadores y a la Asociación Americana de Bibliotecas, defensora del derecho de privacidad y confidencialidad de los bibliotecarios. El por entonces fiscal general de Estados Unidos, John Ashcroft, arremetió contra sus protesta acusándoles de fomentar la «histeria sin fundamento».

En 2005, dos agentes del FBI se presentaron ante un bibliotecario de Connecticutcon una Carta de Seguridad Nacional para averiguar quién había utilizado una dirección IP en una fecha concreta. El empleado, que además era programador, defendió que esa exigencia perjudicaba la privacidad de sus usuarios. Tras acudir a los tribunales, se acabó retirando aquel requerimiento.

«Los bibliotecarios tenemos una larga tradición de luchar contra las violaciones a la privacidad», destaca Macrina. Una década después, ella misma ha salido victoriosa de la batalla por la libertad intelectual entre una pequeña biblioteca y el Gobierno estadounidense.

 

La heroína de internet que quiere convertir las bibliotecas en nodos Tor

Macrina no solo pretende que bibliotecarios y usuarios comiencen a usar Tor para navegar. Su propósito es que las bibliotecas puedan servir para extender el alcance de esta red que protege su identidad y sus comunicaciones de miradas ajenas.

El Proyecto Tor siempre ha estado en el punto de mira del Gobierno estadounidense. La NSA ha intentado seguir el rastro a los que utilizaban la red y el Departamento de Justicia la ha calificado recientemente como una zona de ilegalidad. Hace unos meses, arremetieron incluso contra Library Freedom Project.

La organización colaboró con la biblioteca pública de Kilton en Lebanon (New Hampshire) para instalar un nodo de salida, el intermediario entre la red Tor y el exterior. Este centro se convertía así en el primero de Estados Unidos que contribuía a la ampliación de la red. Toda una responsabilidad teniendo en cuenta que si un malhechor utiliza Tor para cometer sus fechorías, los responsables de los nodos de salida pueden ser señalados si su dirección IP se interpreta como el origen del tráfico.

A los pocos días, la policía recibió un correo del Departamento de Seguridad Nacional en el que sugerían que el nodo ayudaría a delincuentes y terroristas. La biblioteca decidió detener el proyecto, pero Library Freedom Project respondió con una carta abierta para pedir al centro que siguiera adelante. Otras organizaciones que defienden los derechos digitales, como la famosa Electronic Frontier Foundation, firmaron la misiva, además de muchos bibliotecarios.

33

Decenas de personas escribieron y llamaron a Library Freedom Project y a Kilton para defender su labor. Muchos se presentaron en la propia biblioteca en lo que se convirtió en una manifestación a favor de Tor según la activista, que no se esperaba tanto apoyo.

«Estábamos totalmente impresionados, sobre todo cuando llegamos a la reunión de la junta y había mucha gente hablando de lo que esto significaba para ellos, de por qué usaban Tor y de por qué se preocupaban por la privacidad… Nunca había visto algo así», recuerda con orgullo.

Finalmente, Kilton volvió a conectarse a Tor y los legisladores de New Hamphsire acaban de presentar un proyecto de ley detallando que las bibliotecas públicas pueden permitir la instalación y el uso de plataformas de privacidad en sus ordenadores. «Una cosa positiva que podemos aprender de New Hampshire es que es una buena idea educar a los gobiernos locales sobre Tor», destaca Macrina.

La biblioteca se ha hecho tan famosa que otros defensores de la privacidad de todo el mundo se han puesto en contacto con ella para repetir la hazaña. De hecho, la activista ha asistido al Internet Freedom Festival que se celebró la pasada semana en el centro de innovación valenciano de Las Naves. Pepe Borrás, el director del festival, ha promovido la instalación de un nodo Tor en la biblioteca pública de este centro, en la que aún están trabajando.

Tras el éxito de Library Freedom Project y de recibir una subvención de la Knight Foundation, Macrina ya está estudiando cómo aportar un nuevo granito de arena más allá de sus visitas a bibliotecas, con las que ya tiene la agenda completa hasta junio.

«Esto no es mi misión en la vida, es mi vida», afirma rotundamente. «Estoy completamente entregada a esta causa, soy muy afortunada de que la gente realmente responda y nuestra organización está conectada con algo que es realmente poderoso». Considerada por Daily Dot como una de las heroínas que salvó internet en 2015, esta bibliotecaria está dispuesta a continuar su particular revolución contra el Gran Hermano desde los centros del saber.

——

Las imágenes de este artículo son propiedad de Alison Macrina. 

Fuente: http://www.yorokobu.es/

Polvo Rosé, un modo de explorar

 

POLVO_EVite

 

Tata Hellmund, Federica Consalvi y Sofía Agostini crearon una colección cápsula llamada Polvo Rosé.

La colaboración cuenta con 5 piezas hechas con malla translúcida en rosado, azul, nude y blanco, y un vestido

Polvo Rosé es la búsqueda de la feminidad a través de la exposición velada del cuerpo femenino. Es un proyecto de tres mujeres que necesitaban un espacio para expresar inquietudes visuales y estéticas que tenían en común.

Los cortes son aniñados y la intención es que cada persona juegue con las prendas como desee. Cada pieza cobra vida propia cuando es colocada sobre una combinación distinta, y eso la hace única.

@PolvoRose

 

Coordenadas:

 

Polvo Rosé y La Ruta DelRayo te invitan a una tarde dedicada a
la exploración del cuerpo femenino -¡Y la presentación de nuestra marca!-

Lugar: DEL RAYO

Fecha: Miércoles 9 de marzo
Hora: 5:00 de la tarde

Esperamos que puedas acompañarnos y que traigas a tus amigas preferidas