2015, destino que promete

bus
¿Quién dijo que una parada de autobús debe ser aburrida? El colectivo español conformado por Emilio Alarcón, Alberto Alarcón, Ciro Márquez y Eva Salmerón crearon este concepto en el que todos interactúan con la tipografía hecha en madera y a gran escala

¿Qué mejor visualización que una parada de autobús para todo lo que proyecta un nuevo año? El mejor ejemplo de la paciencia en una valija, del destino escogido, la dirección apuntada en una hoja, y las esperanzas acuestas.

Todos nos preguntamos ¿qué traerá de nuevo este calendario próximo a hacer acto de presencia? soy de las que asegura que ese sitial puede ser fortuito, pero también manejado por los compases que dictamina la mente y sus designios.

Vi venir algunos prospectos, complejos en forma más no en el fondo, oportunidades al paso según las buscase. Escritura en tercera persona, otras en segunda y muchas en primera. Una comparsa de tinta y mucho por relatar. El 2014 fue un año de pruebas constantes, de politización, civilidad, formación académica, de nuevas alianzas y de seres que emigran para encontrar su sitial en el mundo.

Los acentos definitivamente hicieron mella en lo que fue  mi parte auditiva, las maneras, la compulsión a lo perfecto, a la programación neurolingüística, a la comparecencia de lo inconsciente, del sigilo de la presa a cazar, del engaño sabido y el desvanecimiento del interés. Fue un año muy musical, de estrechar lazos con quienes he llamado mis partners en todo lo que hago,de conocerse más y de cerrar algunos ciclos que quedaron ahí y reviven solos.

Cartas, toc, toc 

Recibí misivas que me llenaron de orgullo, ganarme una beca para un máster en España, un correo de aprobación de un diplomado, ofrecimientos laborales que jamás imaginé, mensajes de personas que amo que aún siguen en el extranjero. Un sentir variopinto que te hace indagar ¿en qué terminará todo esto?

Relatos desde la distancia

El desinterés puede provocarme un mal rato, risiblemente cuando accedes a las estadísticas de este lugar la ausencia de algunos países te confirma que “lo esencial es invisible a los ojos”.  La curiosidad de lo inmediato, de ese “Her” que todos llevamos por dentro, la necesidad de variar la rutina que carcome nuestras vidas, aunque nadie lo admita del todo.

Domingo, el séptimo día de los pocos que aún quedan en el año. Te vas, me voy, sin proclama alguna, sólo el manifiesto de ser fiel a mí misma. Unos cuantos megas, y la certeza que el mundo es una mera ilusión, conforme lo observes desde tu prisma irruptivo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s