Florecer

ramaje japonés

Delimitar  para luego desaparecer,

en un tiempo de distensión ninguno de los dos supo qué hacer

Acostumbrada a eliminar las memorias,

no perteneces a los rincones de mis neuronas

Iluso querer entre los diálogos del conocimiento y lo común,

sosegado entre tus propias rejas,

diluyo el sentir y prosigo en las líneas de mi destino

La ausencia que esconde las valijas del ayer,

tan cargadas de lamentos que te paralizan a la inacción

Temores  indolentes que reflejaron cual espejo las dudas de la declaración,

diluida la  réplica,

dejo mi acta inconclusa que apela al olvido y al actuar como desmemoriada

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s