A un día

A diferencia de aquellos que tienen tiempo de sobra para andar merodeando cual vagos en la vida ajena, el tiempo y sus dagas  no duran tanto como quisiera. El mes de mayo ha sido increíble, celebraciones van y  vienen, fachas magnas y siempre recordadas.

A un día de cumplir una treintena, tranquila sin mayores sobresaltos y agradecida por el tratar del cosmos, en el despojar de Nosferatus espirituales, seres  infames suerte de vampiros kármicos.

Del resto me dispongo a olfatear las ondas de las estrellas con quienes siempre han estado ahí sin pedir nada a cambio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s