Lo que ya no permanece

Pues sí, mi amigo “Ciorán” tenía razón, no es nada recomendable apegarse a las personas, hay que dejarlas ir como cartas de póker. Unas van y vienen, otras se extinguen con el tiempo. No sé si llamarle torpeza humana, o anhelo de la realidad, el fin en sí mismo sólo confluye en el bienestar individual.

Ni idea si me arrepienta de la decisión, me pareció correcta y allí quedó…

Líneas que se esfuman, como piezas del ajedrez divino, nada perdura por los siglos ni siquiera la compañia de las personas. En este nuevo año las formas de mis raíces movedizas, no compaginan con lo que fui alguna vez, cedo, dejo ir, y la novedad viene tranquila con siluetas desconocidas. Bah además no me perdí de mayor cosa, tanta lógica no sirve de nada.

Anuncios

2 comentarios en “Lo que ya no permanece

  1. Me agrada jugar al ajedrez, me gusta jerarquizar a los peones, detesto a los acólitos, monaguillos rondando altares y personas, no es bueno claro apegarse a las personas, pero sí a sus cualidades buenas que quedan en el espacio, y se independizan de las rústicas mentalidades humanas, son como esas gaviotas que vuelan, salidas de unos cuerpos ya extintos, de minerales y sudor, será por eso que fueron a vivir al mar? jorge

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s