Melida

Te quise tanto, mujer ejemplar, de sonrisa franca, amor incondicional y una fortaleza digna de las Parima, Figueras. Mi ejemplo de vida, parto para al menos contemplar la paz de tus fauces, rogué al Altísimo por tu paz y espero la hayas encontrado.

Te amo tía abuela

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s