Cuando ya no hay nada que confiar

Lunes interesante a sabiendas del remojo que yace en las cavidades inherentes,

no confío en ti, no me trago las historias, los detalles, los tiempos y los desfases.

Sé a qué atenerme en el jugueteo de las vanidades,

a seguirte la corriente hasta que la cuerda afloje,

ficciones indecisas verdades oscuras de la procedencia instintiva,

del ser hombre, mujer y humano…

Tu retribución falaz ,

nudos entumecidos en la garganta.

No nací para ser actriz,

cantante, modelo

o creadora de piezas a destiempo.

No me cuento en el listado de las pugnas sin querellas,

no niego el fracaso ni la victoria,

no puedo con batallas,

en el confín del quiebre.

Tranquilo juguemos

a la rayuela con fecha de regreso

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s