Bienvenidos al Ars Memoriae

O al arte de la memoria.

 

 

Luego de una encantadora velada, de compartir posturas, pensamientos, ideologías y un poco de cultura necesaria. Me apasioné por este estudioso de la memoria y sus compartimientos.

Giordano Bruno es el autor de esta obra, nacido Filippo Bruno (Nola, Nápoles, 1548Roma, 17 de febrero de 1600) fue un religioso, filósofo, astrónomo y poeta italiano. Estudió en Nápoles especializándose en humanidades y dialéctica.

Expresó en escritos y conferencias sus ideas acerca de la pluralidad de los mundos y sistemas solares, el heliocentrismo, la infinitud del espacio y el universo y el movimiento de los astros, lo cual le traerá una persecución en su contra por parte de la Iglesia católica y la Inquisición, hasta ser encarcelado (1593) durante ocho años, acusado de blasfemia, herejía e inmoralidad, para finalmente ser condenado por herético, impenitente, pertinaz y obstinado, a la hoguera en la que murió el 17 de febrero de 1600 en Campo dei Fiori, Roma.

Según Asimov, su muerte tuvo un efecto disuasorio en el avance científico de la civilización, particularmente en las naciones católicas, pero a pesar de esto, sus observaciones científicas continuaron influenciando a otros pensadores, y se lo considera uno de los precursores de la Revolución científica.

Sus problemas comenzaron durante su adoctrinamiento, al rechazar tener imágenes de santos, aceptando sólo el crucifijo. En 1566 tuvo lugar el primer procedimiento en su contra por sospechas de herejía. Dicho proceso no prosperó y, en 1572, fue ordenado como sacerdote dominico en Salerno y pasó al estudio de Santo Domingo Mayor, recibiendo en 1575 el título de Doctor en Teología de la Orden.

En 1576 fue acusado de desviarse en la doctrina religiosa y tuvo que abandonar la orden, huyendo a Roma, donde consiguió asilo en el Convento de Santa María, en Minerva. Después de viajar por Italia y Francia llegó a Ginebra. Allí abandonó los hábitos.

Hombre de estudios y letras, formó parte de cortes francesas, y realizó hallazgos perdurables con cierto atisbo de las teorías aristotélicas.

Para mí, la memoria y su ejecución es vital nunca olvidaré el consejo de mi padre, donde estés  (localices) es el reflejo de lo que pasa por tu mente, y a lo largo de mi crecimiento ha sido así, dependiendo de mis emociones y las vivencias a las que estuviera expuesta, mi cuarto y mi entorno mostraban como una rayos X, lo que ocurría en lo más profundo de mi persona.

Al desglosar un poco los planteamientos de Bruno, caí en lo que consideré más relevante al menos para lo que deseaba explicarme a mí misma, y no resultar un ser humano que no entiende de razones, al menos cuando creo en algo, busco el por qué, teorías y precisiones que sostengan o desintegren mis posturas ante un acontecimiento o hallazgo por parte de mi persona.

Afecto

The importance of affect or emotion in the art of memory is frequently discussed.  The role of emotion in the art can be divided into two major groupings: the first is the role of emotion in the process of seating or fixing images in the memory, the second is the way in which the recollection of a memory image can evoke an emotional response.

One of the earliest sources discussing the art, the Ad Herennium emphasizes the importance of using emotionally-striking imagery to ensure that the images will be retained in memory: Una de las primeras fuentes de discutir el arte, la Herennium hace hincapié en la importancia del anuncio de la utilización de imágenes emocionalmente en huelga para garantizar que las imágenes se conserva en la memoria:

“We ought, then, to set up images of a kind that can adhere longest in memory. And we shall do so if we establish similitudes as striking as possible; if we set up images that are not many or vague but active; if we assign to them exceptional beauty or singular ugliness; if we ornament some of them, as with crowns or purple cloaks, so that the similitude may be more distinct to us; or if we somehow disfigure them, as by introducing one stained with blood or soiled with mud and smeared with red paint, so that its form is more striking, or by assigning certain comic effects to our images, for that, too, will ensure our remembering them more readily.” [ 26 ]

On the other hand, the image associated with an emotion will call up the emotion when recollected. Por otro lado, la imagen asociada a una emoción llamará a la emoción cuando recordó. Carruthers discusses this in the context of the way in which the trained medieval memory was thought to be intimately related with the development of prudence or moral judgement.

“Since each phantasm is a combination not only of the neutral form of the perception, but of our response to it ( intentio ) concerning whether it is helpful or hurtful, the phantasm by its very nature evokes emotion. This is how the phantasm and the memory which stores it helps to cause or bring into being moral excellence and ethical judgement.” [ 27 ]

Cadáveres y no exquisitos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s