Semanas de arena y mar adentro

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Día martes, tranquilo entre un sol radiante y pequeñas siluetas de viento que seducen  y ondean las líneas que componen tu cabello.

Me encuentro sumamente feliz, con los pies puestos en marcha ante el asfalto y la arenilla. Qué libertad más hermosa comienzo a experimentar, sin codependencias, sin actos de iniquidad que me desplegaban dolor por la inclemencia. La verdad sentí que este mi momento iba a ser complejo, la verdad que no ha sido así.

Al observar el desdén, la irreverencia, y las nuevas manos que sirven de huella al ayer. Internamente te dices, jamás habría tenido cabida esto en siquiera un futuro inmediato.

Anoche en mi meditar agradecía a Dios inmensamente por su gran  resguardo, ciertamente uno de los proverbios que refresqué anoche decía: “Porque de la mucha  ocupación viene el sueño, y de la multitud de las palabras la voz del necio”… “Mejor es que no prometas, y no que prometas y no cumplas. Donde abundan los sueños, también abundan las vanidades y las muchas palabras; más tú teme a Dios”.

Proverbios 5:3,5, 7

En la multiplicidad ilimitada que tuve de sueños sustentados en los cambios anímicos de la inestabilidad no proveniente de mí, fundé miles de historias que se las llevó el aire en un santiamén. Allí en ese preciso momento es donde te percatas, que no existía la voluntad unánime para hacerlos realidad. No obstante, no quiero decir con esto, que no sea bueno tener sueños, por supuesto que sí lo es, los sueños a largo o corto plazo se transforman en metas, más cuando los sueños se convierten en promesas incumplibles de parte de quien te acompañe, he allí cuando se hacen peligrosos.

La abundancia inexorable de palabras como un manantial sin foso, pueden arrastrarte al valle del desengaño, lo incumplible se torna en frustración y llega hasta la completa separación y repudio a la persona que las profirió.

Concluyo en este día, sigo en el viaje con mis velas abiertas, los caminos depurados y con apertura al futuro, sigo conociendo veredas, y me fascina el recorrido. Pues sí mis estimados, me agrada compartir un poco de mi historia con ustedes. Gracias por la lectura y seguir paseándose por acá, es sumamente reconfortante ver las estadísticas y el ascenso que ha tenido este site, me dice hey vale la pena seguir compartiendo con ojos lectores.

Besos.

Anuncios

4 comentarios en “Semanas de arena y mar adentro

  1. “Las nuevas manos que sirven de huella al ayer” Pasa a veces que en una frase uno se queda asido por hilos invisibles, que lo quieren arrastrar suavemente, parece ser una puerta mágica del pensamiento hecho palabra, tránsito a lo fantástico y desconocido, transito por alguien o por el destino. Me agradó todo ese piano de notas, que se tocan con los ojos, y algunos con la boca, amo la playa de forma loca, aquí apenas entró la primavera, no sé si pescar este año, o caminar sólo por la playa y ahogarme con una sirena, para pagar los colores que le quité a la mar con mi vieja huella de bambú que se tuerce pero no se quiebra. Un abrazo. jorge

  2. Estimado, cómo le va. Te leo, y digo mmm pescar que lindo la verdad, me imagino con los pies al aire tras las tablas de un muelle, con un movimiento al compas, uno y dos, uno y dos. Con una caña, escuchando música, y dejando la mente en blanco, sólo admirando la gracia divina que me cubre en su majestad arquitectónica llamada la naturaleza.

    Espero que puedas pescar, caminar por la playa y oír el dulce ronroneo del mar, que a veces nos grita y otras veces nos arrulla con la cadencia del lenguaje marítimo.

    Un abrazo inmenso, gracias por tu tinta, nunca malgastada.

    Beso y abrazo al Sur de tu tierra.

  3. Veo que hay un vacío entre Abril y Septiembre. Celebro que hayas cerrado el paréntesis. No debemos confundir la abundancia de palabras con el ruido. Debemos aprender a leer.

    Gracias por tu visita.

    1. Sí hay un gran paréntesis, debido a que poseía otro blog: http://www.citizenlunatique.blogspot.com-

      El cual decidí fulminar para dar pasos a otras cosas, lo único que rescaté de allí fueron esos escritos del 2008 que los importé para este actual.
      En cuanto a no confundir la abundancia con ruido, creo que te has topado con una persona bastante minimialista al respecto, prefiero decir poco, con contundencia que abundar en palabras y caer en vanidad por así decirlo.
      Gracias por tu visita Celebes*

      Beso Jenn.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s